Como superar la tristeza

La tristeza es como una telaraña que no permite escapar y ser feliz. Sin embargo, soy yo que elijo ser triste o no. El mundo es como una o...

sábado, mayo 28

Aspectos positivos

Si, la vida tiene muchísimas exigencias y dificultades en su transcurrir, es cierto. Pero también es cierto que hay muchísimos aspectos positivos que tendemos a pasar por alto; a veces un problema económico no nos deja disfrutar del amor, o de buena salud o de la alegría del triunfo de un hijo o de alguna otra pequeña satisfacción que debería alegrarnos la vida.

sábado, mayo 14

El poder de la palabra

Reconoce el y el poder valor dinámico de la palabra. Que lo que digas sea verdad y que tus palabras sean las adecuadas, que reconozcan la dignidad humana y realcen los valores humanos. Utiliza tus palabras sólo para agradecer, para bendecir, para servir, orientar, aconsejar y promover acciones positivas de superación, crecimiento y armonía entre todas las personas. Descontamina tu palabra de mentiras, pues son una forma de violencia. Nunca utilices tu palabra con rudeza ni en forma grosera. Usa el poder de tu palabra sólo para dignificarte.

lunes, mayo 9

La luz

Opta por ser alegre y optimista. Nada en el mundo puede acabar con la felicidad de un hombre más si esta viene de su interior. Cuando te lleguen sufrimientos, recíbelos con calma y no te dejes dominar por ellos. Piensa siempre que todo lo que no es bueno son simplemente dificultades, que siempre se quedan a un lado de nuestro camino, borra de tu ser la palabra problema y no pongas tu felicidad en las cosas externas que te lleguen. Construye tu felicidad dentro de ti mismo; centra tu dicha en el progreso permanente de la vida espiritual, en la sabiduría del corazón y siempre encontraras una luz de felicidad en tu existencia.

martes, mayo 3

El honor

Mantener el honor es mantener la coherencia entre pensamientos, palabras y acciones. El verdadero honor de una persona reside en su congruencia. Esto se logra a través de cuidar de los pensamientos y tenerlos en la medida de la necesidad. Después, verificar que cada palabra hablada haya sido pensada cuidadosamente. No un pensamiento lento y pesado, sino algo automático, basado en los valores del ser. Por último, que cada acción no vaya contra lo que se habló y pensó. De esta forma, la persona verá que todos la respetarán, pues sentirán que cada paso suyo está lleno de lo más bello de la autoridad de ser.

Google+ Followers