Conversa y comparte diariamente con tus amigos y familiares. Encontremonos después en FACEBOOK, TWITTER o INSTANGRAM

24 mayo 2017

¿Dos agujeros negros supermasivos en la misma galaxia?

Cygnus A es una galaxia bien conocida por los astrónomos, pero eso no quiere decir que no sea capaz de albergar grandes misterios. La última imagen disponible fue tomada hace dos décadas, y en ella no parecía haber nada de especial. Ahora, sin embargo un equipo de astrónomos británicos ha vuelto a fijarse en Cygnus A con el telescopio VLA (Very Large Array) y se ha llevado una gran sorpresa: un nuevo y brillante objeto aparece muy cerca del núcleo galáctico. ¿De qué podría tratarse? Es pronto para saberlo con certeza, pero las primeras hipótesis apuntan a que podría ser un raro tipo de supernova o, más probablemente, un estallido de energía procedente de un segundo y desconocido agujero negro supermasivo que estaría orbitando muy cerca del agujero negro principal de la galaxia. Cygnus A fue descubierta en 1939 por el radio astrónomo Grote Reber. Más tarde, en 1951, se obtuvo la primera imagen en el espectro visible de esta galaxia, que se encuentra a unos 800 millones de años luz de la Tierra. A principios de la pasada década de los 80, Cygnus A se convirtió también en uno de los primeros objetivos del entonces recién construido telescopio VLA. Esas imágenes, publicadas en 1984, proporcionaron una valiosa información para comprender las potentes emisiones de energía de los agujeros negros supermasivos que duermen en los centros de muchas galaxias. El nuevo objeto descubierto, según Daniel Perley, del Instituto de Investigaciones Astrofísicas de la universidad británica de John Mores, en Liverpool, y autor principal del estudio recién publicado en Astrophysical Journal, podría tener mucho más que decirnos sobre la historia de esta galaxia". "Las imágenes de Cygnus A obtenidas en los 80 por el VLA -afirma por su parte Rick Perley, del NRAO (National Radio Astronomy Observatory)- marcan las capacidades de observación de la época. El nuevo objeto no aparece en las imágenes hechas entonces. Sin embargo, la actualización del VLA que se completó en 2012 lo convirtió en un telescopio mucho más potente, y queríamos echarle un vistazo a Cygnus A usando estas nuevas capacidades". Antes no estaba ahí Daniel y Rick Perley, junto a Vivek Dhawan y Chris Carilli, ambos también del NRAO, empezaron la nueva tanda de observaciones en 2015, que continuaron durante 2016. "Para nuestra sorpresa -afirma Rick Perley- hallamos una nueva característica muy pronunciada cerca del núcleo galáctico, algo que no aparecía en ninguna de las imágenes anteriores. Ese nuevo objeto es tan brillante que, de haber estado allí, habríamos tenido que verlo por fuerza en las primeras fotografías. Lo cual significa que tiene que haberse encendido en algún momento entre la pasada década de los ochenta y la actualidad". ¿Qué es, pues, ese misterioso objeto que antes no aparecía? Basándose en sus características, los astrónomos creen que podría tratarse de la explosión de una supernova o de la emisión de un "chorro" de partículas muy energéticas procedentes de un segundo agujero negro supermasivo cerca del centro de esa lejana galaxia. Sin embargo, y aunque los investigadores afirman que estudiarán el comportamiento del objeto en el futuro para determinar su naturaleza, creen que hay pocas posibilidades de que se trate realmente de una supernova, ya que es demasiado brillante para ser consistente con cualquier clase de supernova conocida. "Debido a su extraordinario brillo -asegura por su parte Dhawan- consideramos la explicación de la supernova como muy improbable". Lo que si está claro es que el misterioso objeto está a unos 1.500 años luz del agujero negro central de la galaxia Cygnus A y que posee la mayoría de las características de un agujero negro supermasivo que estuviera alimentándose rápidamente de los materiales que le rodean. Fusión de agujeros negros en el futuro "Creemos haber encontrado un segundo agujero negro supermasivo en esta galaxia -explica Carilli- lo cual indica que Cygnus A se fusionó con otra galaxia en un pasado astronómicamente reciente. Se trata de la pareja de agujeros negros supermasivos más próximos entre si jamás descubierta. Tanto, que probablemente ambos también terminen por fusionarse en el futuro". Los astrónomos, además, sugieren que este segundo agujero negro se ha hecho visible para el VLA porque ha encontrado una nueva fuente de material para devorar. Podría ser gas residual de la fusión de las dos galaxias, o una estrella que haya pasado lo suficientemente cerca del segundo agujero negro como para ser capturada por su poderosa gravedad. Para Daniel Perley, "nuevas observaciones nos ayudarán a resolver algunas de estas cuestiones. Además, si realmente esto es un agujero negro secundario, a partir de ahora podríamos ser capaces de encontrar otros en galaxias similares". Rick Perley fue uno de los astrónomos que llevó a cabo las observaciones originales de Cygnus A en los ochenta con el VLA. Daniel Perley es su hijo, que también se convirtió en astrónomo. "Daniel - recuerda el veterano científico- solo tenía dos años cuando observé por primera vez Cygnus A con el VLA".

from Ciencia