Haz de tu vida la mejor RED SOCIAL! Conversa y comparte diariamente con tus amigos y familiares. Encontremonos después en FACEBOOK, TWITTER o INSTANGRAM

22 mayo 2017

¿Tiene Stephen Hawking aspecto de científico capaz?

Investigadores de las universidades de Cambridge y Essex (Reino Unido) han concluido, en un artículo publicado recientemente en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), que a la hora de juzgar a los científicos, las personas consideran que los más atractivos son más interesantes, pero que los que son menos agraciados parecen ser mejores científicos. Cambridge, una de las universidades involucradas en la investigación, es el hogar del científico más famoso y prestigioso, el astrofísico Stephen Hawking. Junto a él, apenas un puñado de comunicadores científicos son los capaces de conseguir llegar a millones de personas: Brain Cox, Neil deGrasse Tyson o Alice Roberts, son algunos de ellos. Pues bien, los investigadores quisieron averiguar si estos científicos famosos tienen rasgos que les hagan llegar más al público, sin que la audiencia sea consciente. «Teniendo en cuenta el impacto que tienen algunos asuntos científicos en la sociedad, como el cambio climático, la sostenibilidad alimentaria o la producción de vacunas, cada vez será más importante que los científicos se comuniquen con el público», ha dicho en un comunicado Will Skylark, profesor en el Departamento de Psicología de Cambridge y primer autor del estudio. «Sabemos, por otras investigaciones, que el éxito político puede ser predicho a partir de la apariencia facial, es decir, que la gente puede estar más influida por el aspecto de los políticos que por lo que dicen. Así que quisimos averiguar si esto también era cierto para los investigadores». Tener aspecto de interesante La forma de averiguarlo que encontraron fue tomar muestras aleatorias de las caras de 616 profesores de física, genética y biología de varias universidades de Estados Unidos, y preguntarles acerca de su percepción sobre los rostros de sus compañeros. En concreto, los autores del estudio les pidieron su opinión sobre qué edad pensaban que tenían o cuán atractivos e inteligentes les parecían, a la vista de sus fotos. También preguntaron si estarían interesados en saber más sobre el área de trabajo de cada uno de ellos, y si pensaban que esas personas trabajaban en algo importante o no. Los resultados mostraron que las personas estaban más interesadas en saber sobre científicos que eran más atractivos y que parecían más morales y competentes. El interés era también mayor hacia científicos más veteranos y menor hacia mujeres. No hubo diferencias de interés entre blancos y negros. Por el contrario, los participantes del estudio tendieron a considerar que los más atractivos no hacían tan buenas investigaciones. Posteriores pruebas también mostraron que el aspecto influía en el tipo de artículos que pensaban que escribían. «Parece que la gente usa la apariencia facial como una fuente de información a la hora de seleccionar y evaluar noticias científicas», ha dicho Skylark. «Aún no está claro qué influencia tiene esto en la difusión y la aceptación entre el público de las ideas científicas, pero el rápido crecimiento de los medios visuales podría hacer que cada vez fuera más importante tenerlo en cuenta».

from Ciencia