Haz de tu vida la mejor RED SOCIAL! Conversa y comparte diariamente con tus amigos y familiares

El Estado impulsa el acelerador de partículas del reactor nuclear inagotable

La secretaría de Estado de I+D+i, Carmen Vela, y el consejero andaluz de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, han transmitido hoy su apoyo a la candidatura española para que Granada albergue el acelerador de partículas Ifmif-Dones, una de las patas del gran proyecto del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER). La candidatura española, que compite de momento con otra de Croacia, se ha comprometido a financiar el 50 % de la construcción del acelerador de partículas, con unos 200 millones de los 400 millones de euros estimados, y el 10 % de los gastos de operación, 5 millones al año, durante dos décadas. El Ifmif-Dones servirá para investigar y desarrollar los materiales con los que se construirán los futuros reactores de fusión del ITER. Se prevé que el acelerador pueda estar construido en 2025 y tenga una vida útil de más de 30 años. Evaluación en marcha La candidatura española está siendo evaluada estos días por un grupo de siete expertos de «Fusión for Energy», el organismo europeo encargado de decidir dónde se ubicará el acelerador de partículas Ifmif-Dones. Los expertos han evaluado las condiciones para acoger científicos, así como la situación de los terrenos y las infraestructuras donde se construiría la instalación, en el municipio de Escúzar y el Parque Metropolitano y Tecnológico de Granada. Este organismo tendrá en cuenta tanto el compromiso económico como las capacidades técnicas de los candidatos. Está previsto que la decisión final se adopte este mismo verano. Un colosal proyecto internacional Este acelerador de partículas es una fase inicial de la futura Instalación Internacional de Materiales de Fusión (Ifmif), un proyecto, liderado por la Unión Europea y Japón, planteado en paralelo a ITER, uno de los mayores y más ambiciosos proyectos energéticos del mundo, que prevé construir el primer reactor experimental de fusión en 2025 en el sur de Francia y en el que participan la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, China, Rusia, India y Corea. El Ifmif-Dones supone una inversión de más de 360 millones de euros en una primera fase y más 600 millones en la siguiente etapa, con unos presupuestos de operación respectivos de 55 y 100 millones de euros al año. Consta de una primera etapa de construcción y operación (2016-2033) y una segunda de ampliación (2030-2050). Sólo durante la primera fase, se espera que el acelerador genere un retorno económico próximo a los 1.000 millones de euros. Energía limpia e inagotable El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Andalucía ha indicado en un comunicado que «la fusión, a diferencia de la fisión nuclear, genera residuos radioactivos mínimos» siendo «una energía limpia», la cual «se prevé que sea la energía del futuro para toda la Humanidad, pues los recursos necesarios son inagotables y baratos». La seguridad de la central, ubicada en Francia, sería muy alta «ya que el reactor sólo contiene combustible para los diez segundos siguientes, al no producirse ninguna reacción en cadena en el caso de que hubiese algún problema en el reactor, ya que esta se detendría automáticamente». «A nivel científico está demostrada su viabilidad» y «ahora se debe conseguir a nivel tecnológico», a lo cual contribuiría la instalación a la que aspira Granada, el Ifmif-Dones. Este es «un laboratorio de investigación sobre qué materiales se podrán utilizar para contener los dos millones de grados de temperatura producida en el proceso, para luego poder emplearla en la generación de electricidad». El colegio de ingenieros ha asegurado que generaría «muchos puestos de trabajos, altamente especializados, de forma directa y una industria auxiliar importantísima», con «doce mil puestos de trabajo altamente cualificados».

from Ciencia