Haz de tu vida la mejor RED SOCIAL! Conversa y comparte diariamente con tus amigos y familiares

Sitúan el origen de una misteriosa señal de radio en una galaxia lejana

Nuevas y detalladas imágenes captadas por el telescopio espacial Hubble y por el telescopio Subaru, en Hawái, Estados Unidos, han permitido a los astrónomos identificar el posible origen de un estallido rápido de radio o FRB, de «Fast Radio Burst», y situarlo en una zona de nacimiento de nuevas estrellas. Los hallazgos han sido publicados en ArXiv, que aún no han pasado el proceso de revisión por pares de una revista científica, están disponibles aquí (Bassa et al. y M. Kobuko et al.) El fenómeno de los FRBs se identificó por primera vez en 2007 y está caracterizado por la aparición de un breve pero potentísimo pulso de energía cuyo origen es aún desconocido. Para explicarlo, se han propuesto explicaciones muy variopintas, como la presencia de agujeros negros, estrellas de neutrones o civilizaciones alienígenas. Hasta enero de este mismo año, no se había podido establecer si el origen de los FRBs estaba en la Vía Láctea o más allá, pero unos investigadores anunciaron que el punto de partida del estallido de energía FRB 121102 estaba en una pequeña galaxia, en la constelación Auriga, a una increíble distancia de 2.400 millones de años luz. Ahora, tal como ha informado «New Scientist», dos equipos de investigadores ha publicado los resultados de sus observaciones en el punto de origen de este FRB. Allí han identificado un criadero estelar, una zona donde se están formando nuevas estrellas. «Las observaciones del Hubble nos han permitido conseguir una imagen muy nítida», ha dicho Shriharsh Tendulkar, de la Universidad McGill en Montreal, Canadá. «Ahí hay un punto muy brillante de formación estelar, y este FRB parte de ahí». Junto al Hubble, el telescopio Subaru, en Hawái, también han observado la región, en busca de pistas sobre el origen de los estallidos de energía. Las imágenes muestran la presencia de un complejo de formación estelar en las afueras de una galaxia de 20.000 años luz de diámetro. El criadero está a 6.200 años luz de distancia el centro y mide 4.400 años luz, mucho más que los criaderos que se han observado en la Vía Láctea. «Una galaxia extraordinaria» «Es una galaxia extraordinaria», ha dicho Dale Frail, astrónomo el en Observatorio Nacional de Radioastronomía de Socorro (Estados Unidos). «En comparación con su pequeño tamaño, está engendrando estrellas a un ritmo prolífico». Según Jonathan Katz, astrónomo de la Universidad de Washington en St Louis, (EEUU), «esto nos indica que los FRB probablemente ocurren en las estrellas de neutrones jóvenes». ¿Por qué? Dado que los FRBs apenas duran unos milisegundos, muchos científicos han propuesto que su duración está relacionada con el pequeño tamaño de su fuente. Esto apunta a las estrellas de neutrones como posibles candidatos. Se trata de estrellas enormemente compactadas, provistas de campos magnéticos potentísimos y que giran sobre sí mismas a velocidades de vértigo. De momento, no se sabe si lo que se ha observado en FRB 121102 podría aplicarse a otros estallidos de ondas de radio. De hecho, esta señal es muy peculiar. Mientras que las otras solo se han detectado una vez, esta ha aparecido 30 veces. Por eso, de momento estos astrónomos son reacios a sacar conclusiones generales con solo seguir el origen de uno de estos fenómenos.

from Ciencia