Haz de tu vida la mejor RED SOCIAL! Conversa y comparte diariamente con tus amigos y familiares. Encontremonos después en FACEBOOK, TWITTER o INSTANGRAM

20 junio 2017

Los ahogamientos en masa de ñus alimentan el ecosistema del río Mara

Cada año, más de un millón de ñus migran a través del ecosistema africano de Serengeti Mara y cuando cruzan el río de Mara, millares perecen. Un nuevo estudio, publicado ayer en Proceedings of the National Academy of Sciences, revela cómo los ahogamientos de los ñus afectan a la ecología del río icónico. La autora Amanda Subalusky, investigadora postdoctoral del Instituto Cary de Estudios de Ecosistemas, que dirigió el trabajo mientras era estudiante graduada en la Universidad de Yale, Estados Unidos, explica que el río Mara «atraviesa una de las migraciones terrestres más grandes del mundo y durante la migración máxima, los ñus cruzan el Mara varias veces, lo que a veces lleva a ahogamientos de cientos o miles de ñus». «Nuestro estudio es el primero en cuantificar estos ahogamientos en masa y cómo afectan a la vida de los ríos», añade. El equipo de investigación realizó investigaciones de campo durante cinco años y analizó una década de informes históricos de la Conservación Mara para determinar la tasa y la frecuencia de los ahogamientos de ñus en el cruce keniata del Río Mara. En promedio, 6.200 ñus -que representan 1.100 toneladas de biomasa- sucumben cada año durante la migración, con ahogamientos en masa en 13 de los últimos 15 años (2001-2015). El ahogamiento de ñus libera nitrógeno terrestre, fósforo y carbono a la red alimenticia del río MaraPara poner esto en perspectiva, la ecologista acuática del Instituto Cary Emma Rosi, señala que esto es el equivalente de agregar diez cadáveres de ballenas azules al río Mara de tamaño moderado cada año. «Este evento dramático libera nitrógeno terrestre, fósforo y carbono a la red alimenticia del río. En primer lugar, los peces y los carroñeros se deleitan con los tejidos blandos, entonces los ñus liberan lentamente nutrientes al sistema, alimentando las algas e influenciando en la red alimentaria a las escalas de décadas», asegura. Millares de ñus perecen cuando cruzan el río de Mara- Chris Dutton | CARY INSTITUTE Para revelar el destino de los cadáveres de los ñus, los investigadores modelaron el consumo por los peces y cocodrilos del Nilo, la captura de aves, la absorción de nutrientes y el transporte aguas abajo. Los análisis de isótopos estables de peces comunes, el monitoreo de cámaras de los carroñeros y los análisis de isótopos estables de biopelículas (una mezcla de bacterias, hongos y algas) sobre los huesos de ñus informaron sobre el destino de la aportación de nutrientes de los ñus. Mientras que los tejidos blandos de los ñus se descomponen en 2-10 semanas, sus huesos persisten durante más de siete años, actuando como una fuente a largo plazo de fósforo. Rosi explica que «los ahogamientos en masa presentan una imagen sorprendente: la carne de los animales podridos alimenta el ecosistema acuático con nutrientes, pero una vez que desaparecen los cadáveres, los huesos -que constituyen casi la mitad de la aportación de biomasa- continúan alimentando el río». La migración de ñus está en marcha en el Mara Los cadáveres de ñus comprenden hasta el 50% de la dieta de los peces comunesCuando estaban presentes cadáveres de ñus, comprendían entre el 34 y el 50% de la dieta de los peces comunes. Los depredadores terrestres más frecuentes fueron cigüeñas marabú, buitres de espalda blanca, buitres de Ruppell y buitres encapuchados, consumiendo entre el 6 y 9 por ciento de los tejidos blandos. Los biofilms de los ñus tuvieron una firma isotópica distinta, y constituyeron del 7 al 24% de la dieta de tres especies de peces comunes meses después de los eventos de ahogamiento. Debido a las bajas tasas metabólicas, se estimó que los cocodrilos del Nilo consumían solo el 2% del aporte total de los cadáveres. El ecologista acuático de la Universidad de Yale David Post señala: «El río Mara es uno de los últimos lugares en la Tierra a la hora de estudiar cómo el ahogamiento de grandes animales migratorios influye en los ecosistemas acuáticos. Muchos rebaños migratorios, como el bisonte, la quagga y la gacela springbok, han llegado a la extinción o poblaciones remanentes». «La migración de ñus está en marcha en el Mara, llegando a principios de este año, lo que está ocurriendo es una ventana hacia el pasado, cuando los grandes rebaños migratorios eran libres para recorrer el paisaje y los ahogamientos probablemente desempeñaron un papel importante en los ríos de todo el mundo», concluye Subalusky.

from Natural http://ift.tt/2tnRP4j
via IFTTT